Consejos para un buen descanso

Consejos para un buen descanso
Consejos para un buen descanso

Dormir es una actividad esencial para un buen descanso. Los expertos dicen que un adulto debería dormir durante unas 8 horas cada noche. Pero no basta con dormir para un buen descanso; es importante que el sueño sea de calidad. Esto es que durante las horas de sueño se descanse adecuadamente; que la relajación sea total y que tanto el cuerpo como la mente puedan recuperarse después de un día de ajetreo.

Para conseguir un sueño reparador y tener un buen descanso hay algunos detalles que deben tenerse en cuenta. Estos detalles van desde la elección de la cama adecuada, a las fuentes de luz. También incluyen una buena rutina diaria previa a irse a dormir. Un buen ambiente y unas buenas costumbres son fundamentales para un buen descanso, ya que ayudan a que las horas de sueño sean las mejores y más efectivas posibles.

La importancia del colchón

La base del descanso nocturno es la calidad de la cama. El somier debe ser sólido, resistente y estable. Este recibirá al colchón, el cual debe escogerse con especial atención. Hay muchos tipos de colchones en el mercado actualmente. La tecnología se ha introducido en el mercado del sueño para ofrecer a los consumidores más variedad de colchones.

Hay colchones de látex, de muelles, mixtos… El cliente debe escoger aquel que más le convenga para un buen descanso. Hay personas que no soportan los muelles, mientras que otras consideran que estos proporcionan un gran soporte. En cualquiera de los casos un colchón es un elemento que se cambia de media cada 8 años. Esto quiere decir que no se debe escatimar en gastos, puesto que es una inversión para la salud a largo plazo que merece la pena.

Una buena luz para un buen descanso

Otro elemento imprescindible para un buen descanso, no solo para dormir, sino para ayudar a las personas a quedarse dormidas, es la luz. Por eso hay que optar por una comercializadora de luz que ofrezca las tarifas más baratas y mejores para el hogar como estas. Además, se deben escoger bombillas que produzcan una luz agradable y puede optarse por interruptores que regulen la intensidad para poder atenuar la luz sin apagarla.

Es importante huir de la luz azul para un buen descanso. Esta luz la producen las pantallas de móviles, ordenadores y otros dispositivos electrónicos. Conviene evitar estar cerca de dichos dispositivos y no usarlos inmediatamente antes de irse a dormir. Este tipo de luz despierta, espabila y quita el sueño haciendo más difícil conseguir un buen descanso.

Hay personas que duermen con luz, sin luz, con las persianas abiertas y luz natural o cerradas, completamente a oscuras. La cantidad de luz artificial y natural que se utiliza es un punto a tenerse en cuenta a la hora de contratar comercializadora y tarifa de luz. Por ejemplo, alguien que contrate Endesa en Valencia puede necesitar menos potencia que alguien con la misma tarifa en San Sebastián porque tenga más acceso a luz natural. Puede verse más información aquí.

Antes de dormir

Además de un ambiente propicio, para un buen descanso es importante tener una buena rutina nocturna. Para ello basta con seguir algunos consejos y usar aquellos que más convengan: cenar 2 o 3 horas antes de irse a dormir, tomar una bebida caliente sin cafeína, usar aromas de lavanda en un baño caliente o para perfumar la habitación y permanecer alejado del móvil en las horas previas de conciliar el sueño.

Subscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en conocer todas las novedades de Dupen Descanso

Subscíbete ahora

Facebook Twitter Instagram Pinterest Youtube Google+