Consejos para usar energía sostenible en tu hogar

Consejos para usar energía sostenible en tu hogar
Consejos para usar energía sostenible en tu hogar

La energía sostenible es aquella que cumple estas tres condiciones: proviene de fuentes naturales, su uso mejora la eficiencia energética del hogar y su disponibilidad es ilimitada. Su característica particular es que puede satisfacer todo tipo de necesidades y al mismo tiempo ser respetuoso con el planeta. Las principales energías renovables, que cumplen con todo lo necesario para ser sostenibles, son estas: eólica, solar, geotérmica, hidroeléctrica, de onda y energía de las mareas. En este artículo te contamos todo lo que debes de saber a la hora de utilizar cualquiera de estas en tu hogar y la importancia de tener una tarifa sostenible que vaya en consonancia con esa instalación.

Una tarifa sostenible

Si estás dispuesto a colocar una instalación de energía renovable en tu vivienda, quiere decir que estás comprometido con la causa. ¿Sabes que existen tarifas eléctricas específicas para aquellos que tienen aparatos de autoconsumo en su hogar? Por ello, es necesario que te informes antes a través de un comparador de luz qué opciones son las más rentables para tu vivienda y sus características. En este comparador de luz podrás indicar qué instalación forma parte de tu suministro. De esta forma, no será tan difícil saber qué tarifa de luz contratar.

Si prefieres preguntar directamente cómo repercutirá esta tarifa en tus próximas facturas de Iberdrola, Endesa, Holaluz o la comercializadora que sea puedes hacerlo también poniéndote en contacto con la empresa eléctrica. Por ejemplo aquí de Valencia que tengan contratada a Iberdrola sabrán donde deben dirigirse, busca tu comercializadora y tu ciudad y elige cómo mantener comunicación con ella.

¿Qué tienes que saber si vas a utilizar energía sostenible?

Como ya hemos comentado antes, la energía sostenible es aquella que proviene de fuentes renovables y, por lo tanto, para obtenerla es necesario instalar un aparato que realice este trabajo. Lo más habitual en las viviendas son los paneles fotovoltaicos, captadores térmicos o pequeños molinos para obtener energía eólica. A continuación te decimos unos cuantos consejos a tener en cuenta a la hora de utilizar este tipo de energía:

    

  • Conciencia: estos sistemas implican una conciencia medioambiental. No solo se instalan para ahorrar dinero en el hogar, sino para gastar menos energía. Los usuarios empiezan a preocuparse más por la energía que consumen cuando son ellos mismos los que la recogen.
  • Inversión: se trata de una inversión, puesto que supondrá un gasto que en algunos casos puede resultar por encima del esperado. Sin embargo, a los pocos años ya ha sido rentabilizado y el ahorro en la factura de la luz y el gas es perceptible desde el primer momento.
  • Mantenimiento: una de las partes más fundamentales tras una instalación de estas características es el cuidado y mantenimiento posterior. Si se siguen las recomendaciones de los expertos su vida útil será mucho más larga.
  • Otras medidas. Sin duda, la combinación del uso de sistemas de energías renovables junto con otras actuaciones en el hogar como puede ser el aislamiento térmico o la compra de electrodoméstico de alta eficiencia energética nos hará reducir todavía más la factura eléctrica.

Calcula cuánto puedes ahorrar utilizando energías renovables aquí.