4 consejos para mejorar tus rutinas de sueño

4 consejos para mejorar tus rutinas de sueño
4 consejos para mejorar tus rutinas de sueño

Habitualmente pensamos en mejorar las rutinas de sueño de los niños, pero descuidamos las de los adultos. Cuando crecemos nuestro descanso sigue siendo muy importante y no deberíamos descuidarlo.

La falta de descanso o un descanso de mala calidad acarrean consecuencias nefastas que perjudican la salud tanto de nuestro cuerpo como de nuestra mente. Una de las consecuencias más visibles es la variación de nuestro estado de ánimo, generándose irritabilidad o ansiedad e incluso depresión si nuestro mal descanso se prolonga durante el tiempo.

Para mejorar las rutinas de sueño hay una serie de consejos básicos que pueden ser muy útiles y te ayudarán a mejorar tu estado de salud a largo plazo.

Toma 30 minutos de sol diarios

El sol es básico para los seres humanos; cuando nos exponemos a él, aumentan nuestros niveles de serotonina y melatonina, dos hormonas fundamentales para regular diversas funciones corporales como el sueño, el apetito o el estado de ánimo. Es más, la melatonina es la hormona encargada de regular nuestros ritmos circadianos y de controlar nuestros patrones de sueño.

Cena ligero y temprano

Para mejorar las rutinas de sueño también es fundamental lo que comemos antes de ir a dormir y el momento en el que lo comemos.

Es recomendable cenar unas 3 horas antes de irnos a la cama para evitar que que nuestro sistema digestivo esté trabajando cuando estemos en la cama. También es recomendable evitar los alimentos altamente calóricos y decantarnos por ingerir grasas saludables presentes en frutas, pescados y diversos alimentos de origen vegetal, y mantente alejado de los alimentos calóricos.

Márcate una rutina y cúmplela

Esta estrategia que solemos emplear con los niños también es útil con los adultos para mejorar las rutinas de sueño. La realización de una serie de actividades puede indicarle a nuestra mente y a nuestro cuerpo que se acerca el momento de dormir.

Puedes darte una ducha, tomar un té, leer un libro o hacer cualquier actividad que te relaje. Todo dependerá de lo que quieras establecer como rutina previa al sueño.

Ponte una hora límite

El punto clave para mejorar tus rutinas de sueño es establecer siempre la misma hora para ir a dormir y la misma hora para levantarte (e intentar no modificarla mucho los fines de semana). Por ejemplo, si sabes que tienes que levantarte a las 7:00 a.m., lo mejor sería que establecieras tu hora límite para dormir a las 11 p. m. para poder descansar las 8 horas reglamentarias.

En Dupen queremos cuidar de tu descanso desde todas las perspectivas, por eso esperamos que nuestro consejos para un buen descanso te hayan sido útiles y te ayuden a mejorar tus rutinas de sueño.